Infrahumanizamos a los otros grupos

Todos somos conscientes de cómo las guerras, los exterminios, las limpiezas étnicas y las agresiones más despiadadas se han acompañado de actitudes deshumanizadoras hacia las víctimas.  Y aunque la sociedad actual es mucho más tolerante e igualitaria, la percepción de que los demás grupos son menos humanos que el propio grupo no ha desaparecido. Por ello es importante el desarrollo que hicieron Leyens y sus colaboradores de la teoría de la infrahumanización (Leyens et al., 2000, 2001), un proceso que se producen en situaciones más cotidianas y respecto a grupos con los que no se mantiene un conflicto extremo.

El postulado básico de la teoría de la infrahumanización sostiene que las personas establecen diferencias en la humanidad que atribuyen a los grupos sociales. Pero, la teoría de la infrahumanización dejó de lado el análisis de las dos cualidades que más se han empleado a lo largo de la historia para descalificar a los otros, la inteligencia y el lenguaje,  para centrarse en el estudio de los sentimientos esos estados emocionales que, en contraste con las emociones básicas  solo pueden ser experimentados por los seres humanos. 

Para leer más…